miércoles, 4 de noviembre de 2009

Historia del colegio



ASÍ EMPEZÓ TODO...


El Padre Juan Muzio llegó a Rawson, procedente de Uruguay, en 1901. Comenzó a ir a Trelew a partir de 1905, los fines de semana, para atender a las necesidades espirituales de la población. Y se estableció en forma permanente a principios de 1907.

Mediante una nota fechada el 22 de febrero de 1907 comunicaba al encargado escolar, Don Luis Debernardi, que el 24 de ese mes abriría una escuela de enseñanza elemental según los programas nacionales. El colegio se llamaría Santo Domingo.

En uno de los primeros periódicos editados en la naciente ciudad de Trelew hay noticias del comienzo del Colegio Santo Domingo. Dice el periódico “CHUBUT” en su edición del 20 de diciembre de 1907: “Tenemos noticias de que en breve se abrirá en esta localidad un colegio para niños, dirigido por los Padres de la Misión Salesiana. Cualquiera que sea la dirección que tengan estos centros de instrucción, implica un adelanto para el pueblo.”

El nuevo establecimiento escolar estaba radicado entre las calles Rivadavia y San Martín donde funciona actualmente la Parroquia María Auxiliadora.

Aunque en forma privada el Colegio Santo Domingo comenzó a funcionar en 1907, se lo inauguró oficialmente el 24 de marzo de 1908. Están guardados en el actual colegio, que lleva el nombre del benemérito misionero, los registros originales que contienen las nóminas de los primeros alumnos.

En el anteriormente citado periódico “CHUBUT”, se puede leer en la edición del 16 de febrero de 1908: “A partir del próximo lunes se inicia la inscripción de alumnos en el nuevo colegio que funcionará en la Misión Salesiana.” Y así inició su actividad educativa oficial el “Santo Domingo”, hasta mediados de 1973, año en que sus alumnos se trasladaron al nuevo edificio, aún sin terminar, del nuevo colegio “Padre Juan Muzio”.

El 26 de setiembre de 1908, a la salida de una función de cine, una patota apedreó el colegio y rompió los vidrios de las ventanas, incluso los del cuarto donde dormía el P. Juan, hiriéndolo levemente.

En 1925 un incendio destruyó parte del colegio y de la capilla. Con la generosa colaboración de los pobladores trelewenses, prontamente se pudo reconstruir la parte dañada.

El P. Juan Muzio fue director de la nueva escuela desde su fundación hasta el año 1922, en que fue trasladado a Rawson. En 1935 volvió a Trelew y allí se quedó hasta su muerte, acaecida en 1964.

El Colegio Santo Domingo comenzó a tener durante la década del 30 un Cuerpo de Gimnastas, que se presentaba en las fiestas patrias y arrancaba elogiosos comentarios entre los asistentes. Fueron los antecesores del actual Batallón de Exploradores Nº 42 P. Mario Maina, denominado así en honor a otro gran Salesiano que dedicó muchos años a la educación de los jóvenes de nuestra ciudad, muchos de los cuales todavía lo recuerdan con enorme afecto.

Al celebrarse los 25 años de la Obra Salesiana en Trelew, la Municipalidad, por resolución del 30 de setiembre de 1933, impuso el nombre de Don Bosco a la actual calle Julio A. Roca, a partir de la Avenida Fontana hacia el Este.

En 1960, emulando al Colegio Don Bosco de Rawson, se agregó progresivamente el secundario al nivel primario, egresando los primeros bachilleres en el año 1966.

Pero la carencia de espacios suficientes para dar cabida al nuevo nivel comenzó a hacerse sentir. En 1962, siendo Director de la Obra Salesiana el P. Román Dumrauf, un domingo luego de la misa de 10.00, se reunieron en el despacho parroquial un grupo de hombres y mujeres de la Acción Católica. En ese informal encuentro surgió la idea de hacerle un presente al P. Juan Muzio, muy anciano ya. Luego de enumerarse varios objetos, como un audífono, una capa nueva, otro par de anteojos, etc., el arquitecto Tomislao Boric propuso hacer un colegio nuevo, que llevara el nombre del ilustre misionero y que testificara la gratitud del pueblo chubutense hacia su gran apóstol.

El P. Román necesitaba muy poco para entusiasmarse y el 24 de agosto de 1962, a las 13.30, recogía las primeras monedas que, simbólicamente, los alumnos del primario le entregaban para levantar el nuevo colegio. Esa misma tarde, acompañado por los chicos, fue a rezar ante el altar de María Auxiliadora como solía hacerlo Don Bosco cuando iniciaba alguna de sus obras milagrosas...

El 26 de mayo de 1963 el P. Juan, que acababa de cumplir 97 años, bendijo la piedra fundamental del nuevo colegio.

Luego, el P. Román, que había puesto al tanto del proyecto a los vecinos de Trelew, comenzó a requerir de su colaboración para poder llevarlo adelante. Así surgieron dos comisiones de trabajo que, durante mucho tiempo, organizaron varios eventos para recolectar fondos.

El anteriormente mencionado arquitecto Tomislao Boric confeccionó los planos y tuvo a su cargo la dirección de la obra. La Empresa AR-CO llevó adelante la construcción durante varios años. Los cada vez mayores costos impidieron la concreción total y original del proyecto que, con el correr del tiempo, fue sufriendo diversas modificaciones.

En 1971 el P. Román Dumrauf fue trasladado a Patagones y en su lugar vino el P. Mario Sandrone que, con algo de ayuda oficial y muchísimo esfuerzo de la Comunidad Educativa, continúa con la construcción, de la que logra concluirse el segundo piso. La empresa AR-CO se retira y sólo queda un humilde albañil, de apellido Barrientos, que se queda a vivir en el nuevo colegio y a colaborar en su edificación.

Luego de las vacaciones de invierno de 1973 e iniciados los trámites para el cambio de nombre, se produjo el traslado desde el viejo Santo Domingo al nuevo Colegio Padre Juan Muzio. Estaba habilitado sólo el segundo piso con aulas, Sala de Docentes, Biblioteca, etc. Había una sola división por curso.

En 1974, la Comunidad Educativa del incipiente colegio se vio sacudida por la decisión del Consejo Inspectorial de los Salesianos: por la escasez de inscripciones para el secundario, de sacerdotes para la atención espiritual y de laicos comprometidos con la obra, a partir de 1975 no se inscribiría para primer año y, poco a poco, se cerraría ese nivel quedándose sólo con el primario.

Los padres y docentes se opusieron tenazmente y la Congregación revió la medida a cambio de que un grupo de laicos se hiciera cargo del Colegio, quedando los Salesianos sólo con la atención espiritual.

El Profesor Alberto Astutti quedó como encargado de organizar y llevar adelante la nueva estructura, pero la incertidumbre mantuvo la escasa inscripción de alumnos. No obstante, en 1975 se habilitó la planta baja y en 1976 comenzó a revertirse el proceso de pocas inscripciones, ya que las familias comenzaron percibir el cambio de situación en cuanto a la continuidad del secundario. A esa época pertenece el primer playón de cemento del patio y el primer quincho.

En 1977 el P. Lucio Sabatti asumió como Director Salesiano y el P. Vicente Martínez Torrens como Rector. Se continuó con la habilitación del primer piso, con aulas, microcine y Sala de Docentes. También se construyó el actual Laboratorio.

En 1986 el fallecimiento sorpresivo del primer Director laico de la primaria, Pedro Castellanos, produjo un gran impacto en la comunidad por las apreciadas condiciones humanas y cristianas que poseía. Será sucedido al poco tiempo por Carlos Dubois, siguiendo ya la línea de los directivos laicos.

En 1987 asumió el primer Rector laico del secundario, prof. Pedro A. Villa y, con la llegada del P. Lorenzo García, se fueron duplicando y triplicando los cursos del secundario, dado que ya eran dobles los del primario. Se construyó la actual Biblioteca, el segundo playón de cemento del patio y el gimnasio.

La Congregación Salesiana, como una muestra más de adaptabilidad a los tiempos, hizo que el Colegio Padre Juan comenzara a ser mixto a partir de 1994 y en forma progresiva, desde el Jardín y desde el primer año secundario. 1998 verá egresar a la primera promoción mixta. También en 1994 se incorporó el gabinete de Informática.

Bajo la Dirección del P. Roberto Lucarelli se construirán los modernos salones de usos múltiples, el quincho-garage, el depósito posterior al gimnasio y se pintará, finalmente, el exterior del Colegio.

Una donación municipal permitirá la construcción del tercer playón del patio, al poco tiempo de haber llegado como Director Salesiano el P. Honorio Caucamán.

Actualmente, la gestión del Colegio Padre Juan Muzio está en manos de un Equipo de laicos comprometidos con la obra y con el carisma de Don Bosco, bajo la conducción del P. Honorio. Cuenta con el respaldo de un numeroso grupo de docentes, de personal de Administración y de maestranza que sostienen la convicción de que, “con el corazón de Don Bosco”, hay que seguir bregando por la formación de “buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada